Nueva guía sobre la venta de mamíferos silvestres vivos busca reducir los riesgos para la salud pública

black bird on bare tree during daytime
Tioman, Malaysia /Jackie Chin / 14 Apr 2021

Por PNUMA

La pandemia de COVID-19 nos ha hecho a todos muy conscientes de que la salud humana, la salud animal y la salud planetaria están indisolublemente vinculadas. Por ejemplo, los animales, incluidos los animales silvestres, son la fuente de más de 70% de todas las enfermedades infecciosas emergentes en los seres humanos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) han emitido una guía para que los gobiernos nacionales ayuden a reducir los riesgos para la salud pública asociados con la venta de mamíferos silvestres vivos. Entre otras medidas, la guía pide la suspensión de las ventas de mamíferos silvestres vivos en los mercados tradicionales de alimentos que no cuenten con regulaciones y medidas sanitarias.

Hablamos con Julian Blanc, oficial de Gestión de la Biodiversidad de la Unidad de Vida Silvestre de la División de Ecosistemas del PNUMA para obtener más información sobre la guía y entender por qué se necesita ahora.

¿Por qué es importante esta nueva guía?

Muchas enfermedades infecciosas se originan en la vida silvestre. El PNUMA apoya las medidas para reducir el riesgo de que las enfermedades zoonóticas se propaguen a los seres humanos y provoquen crisis de salud pública. Si bien hay muchas formas de mitigar estos riesgos mediante la inversión en la naturaleza, también debemos mejorar la evaluación de riesgos y fortalecer las medidas reglamentarias y de seguridad en los sistemas alimentarios, utilizando la ciencia y la evidencia en torno a las especies de mamíferos potencialmente de alto riesgo.

¿El PNUMA está pidiendo la prohibición del comercio de mamíferos silvestres vivos como alimento?

No. No estamos pidiendo que se prohíba el comercio de mamíferos silvestres vivos como alimento. La guía recomienda, como medida de emergencia, la suspensión temporal del comercio de especies de mamíferos vivos potencialmente de alto riesgo en aquellos mercados donde no se hayan llevado a cabo evaluaciones de riesgo y donde aún no existan regulaciones apropiadas. El PNUMA apoya el comercio legal, sostenible y seguro de la vida silvestre, más que las prohibiciones totales permanentes, que a menudo pueden tener consecuencias negativas no deseadas.

¿Las suspensiones podrían conducir a un aumento de la venta ilegal de mamíferos silvestres como alimento?

Se ha demostrado que las prohibiciones generales impulsan el comercio clandestino y alientan a los grupos criminales a participar en el comercio ilegal. Las prohibiciones también pueden obligar a las personas que dependen del comercio de especies silvestres a buscar fuentes alternativas de ingresos. Esto puede llevarlas, por ejemplo, a destruir hábitats mediante la tala de bosques para hacerse de tierras agrícolas. Estos riesgos adicionales deben ser tomados en cuenta por los países que estén considerando implementar suspensiones. La nueva guía reconoce la importancia de la carne de animales silvestres en las dietas, pero insta a la precaución inmediata en torno a la venta de animales vivos en mercados donde los riesgos de transmisión de enfermedades no pueden mitigarse de manera segura.

Pero, ¿no son los mercados de vida silvestre los culpables de la pandemia de COVID-19?

El papel de los mercados tradicionales en el origen de la pandemia de COVID-19 sigue sin estar claro. Sin embargo, las condiciones antihigiénicas en los mercados tradicionales son fuentes conocidas de propagación de enfermedades zoonóticas de los animales domésticos y silvestres a los humanos.

Al mismo tiempo, los mercados tradicionales son una fuente importante de nutrición para millones de personas. En muchas partes del mundo, los comerciantes y los hogares no tienen acceso a refrigeración, por lo que la compra de animales vivos ayuda a garantizar la frescura de los alimentos y reduce los riesgos de otras enfermedades transmitidas a través de la comida. La pandemia de COVID-19 ha demostrado que debemos esforzarnos más para comprender los riesgos de las enfermedades zoonóticas y la ciencia detrás de estos patógenos para poder implementar las respuestas adecuadas.

¿No es innecesario el comercio de vida silvestre?

El comercio de vida silvestre legal y bien regulado, incluido el comercio de animales vivos, es un componente importante de una economía de vida silvestre diversificada y resiliente. Ayuda a que la conservación de la biodiversidad sea económica y socialmente sostenible en muchas partes del mundo. Un comercio de vida silvestre bien regulado también crea incentivos económicos para proteger las poblaciones de vida silvestre y sus hábitats, al brindar oportunidades para que las comunidades rurales mejoren sus medios de vida.

La pandemia de COVID-19 ha puesto de relieve la necesidad de un enfoque diversificado de conservación. Las restricciones de viaje han asestado un golpe a las operaciones de conservación en aquellas partes del mundo que dependen de los ingresos del turismo para financiar sus actividades en áreas protegidas. Existe cierta evidencia de un aumento de la caza furtiva y otras formas de invasión en estas áreas en algunos países. Necesitamos abordar estos problemas para garantizar una recuperación verde.

¿Cómo podrían afectar las suspensiones de la venta de animales vivos a los medios de vida?

La nueva guía alienta a los países a considerar suspender las ventas de mamíferos vivos por un tiempo limitado en los lugares donde el riesgo y la seguridad no se hayan evaluado adecuadamente. Los gobiernos deben considerar cuidadosamente los posibles efectos para asegurar que las suspensiones no perjudiquen injustamente a ciertas comunidades. Esto puede suceder si no se toman medidas adicionales para apoyar los medios de vida afectados a lo largo de la cadena de suministro, incluidos los de los pueblos indígenas y las comunidades locales que dependen de la vida silvestre para su sustento, ingresos y prácticas culturales.

¿Qué tipo de reglamentaciones se necesitan para garantizar un comercio seguro de mamíferos silvestres vivos?

En muchas partes del mundo es necesario fortalecer las normas sanitarias, las medidas de bienestar animal y las reglamentaciones para los animales domésticos y silvestres que se venden en los mercados. Si bien aproximadamente la mitad de las principales epidemias y pandemias zoonóticas recientes se originaron en la vida silvestre, la otra mitad provino del ganado. Tanto los animales vivos silvestres como los domésticos y su carne deben estar sujetos a normas sanitarias igualmente estrictas. Estos estándares deben integrarse en un marco de gestión de riesgos que defina medidas basadas tanto en los riesgos de transmisión como en los impactos potenciales.

Las acciones para fortalecer las regulaciones sanitarias de modo que los productos animales sean seguros para la manipulación y el consumo humanos deben ir más allá de los mercados húmedos e incluir todas las cadenas de suministro de mamíferos domésticos y silvestres, sin penalizar a los pequeños productores y minoristas.

Es factible. En Sudáfrica y Turquía, por ejemplo, los riesgos para la salud asociados con el comercio de animales vivos se gestionan con éxito.

¿Qué factores deberían considerar los gobiernos al implementar la guía?

Los gobiernos deben considerar la geografía, la demografía, los contextos urbanos y rurales, las prácticas locales y las especies de mamíferos que se comercializan. Por ejemplo, algunas especies de mayor riesgo, como murciélagos, roedores y primates, son particularmente propensas a albergar patógenos potencialmente zoonóticos.

El PNUMA recomendaría a los gobiernos que adopten un enfoque de Una Salud, reuniendo a todos los departamentos gubernamentales y partes interesadas pertinentes, incluidas las autoridades de vida silvestre, los servicios veterinarios, los funcionarios de salud pública, los comerciantes y los grupos de consumidores, para discutir la viabilidad y las implicaciones de cualquier suspensión temporal.

Las preguntas que deben hacerse incluyen: ¿Cómo afectaría una suspensión temporal los medios de vida de las personas que dependen del comercio sostenible de vida silvestre? ¿Cómo se puede apoyar a estas personas mientras se realizan evaluaciones de riesgos y se refuerzan las regulaciones? ¿Podrían las suspensiones impulsar el comercio clandestino y alentar a los delincuentes a participar en el comercio ilegal? ¿Qué planes de acción se necesitan para gestionar la transición hacia un comercio más seguro de mamíferos silvestres vivos?

covid-19 response logo

Fuente PNUMA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s