Rescatan cóndor intoxicado por carne de vaca tratada con medicamentos

▪️Pobladores lo encontraron sin poder volar ni comer durante días y los especialistas lo atendieron de emergencia.

Un cóndor andino (Vultur gryphus) que fue encontrado cerca de un río, sin poder volar ni comer, fue recuperado gracias al aviso de pobladores de Huachapay, en La Unión, Arequipa.

El ave fue trasladada a la sede del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR) por personal del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (SERNANP) de la Reserva Paisajística Subcuenca del Cotahuasi.

Los resultados clínicos indicaron que el cóndor ingirió carne de vaca tratada con medicamentos. Este consumo puede matar a las aves que cumplen un valioso rol ecológico al alimentarse de animales en descomposición.

El cóndor continuará en recuperación hasta que se encuentre estable para que determinen su lugar de destino.

Foto: SERFOR

Cóndor en rehabilitación

Cuando los especialistas analizaron al animal, estaba en grave estado de deshidratación y con delicada condición física, por lo que fue atendido de emergencia y se le realizaron exámenes.

Foto: SERFOR

El personal de SERFOR pidió a la población del lugar que eviten dejar animales muertos a la intemperie, principalmente si recibieron tratamiento médico por alguna enfermedad.

Especie valiosa en peligro

El cóndor andino “es una especie única, longeva, que es capaz de volar grandes distancias, tiene una baja tasa de mortalidad natural y de reproducción, dado que puede criar un solo pichón cada dos a tres años” indica una nota del Ministerio del Ambiente.

En Perú, el cóndor andino está presente en ambos lados de la cordillera de los Andes, pero también en la costa, desde Ica hasta Tacna, en el sur, y desde Piura hasta Lambayeque en el norte.

Además de su función acelerando el proceso de descomposición de especies muertas en los ecosistemas donde vive, el cóndor andino es el ave voladora más grande del mundo y está en peligro.

Ha pasado de estar casi amenazada a ser clasificada como vulnerable en la actualización de la Lista Roja de 2020 de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Su población está en disminución y entre sus amenazas está la caza y comercio ilegal de animales silvestres. En Perú los capturan para crear artesanías ilegales con sus plumas o para corridas de toros durante el Yawar Fiesta.

Fuente SERVINDI