Buscando soluciones alternativas para paliar las consecuencias del cierre del vertedero de Alcalá de Henares en las cigüeñas blancas

GREFA ha ampliado su trabajo en favor de la conservación de la colonia urbana de cigüeña blanca de Alcalá de Henares (Madrid). Más en concreto, han iniciado un estudio con el que están buscando soluciones alternativas para limitar el impacto en las cigüeñas del cierre del vertedero de Alcalá, que es un importante punto tradicional de alimentación para esta y otras especies de aves.

Una cigüeña se alimenta en las instalaciones de GREFA en el prototipo de comedero diseñado para estas aves.

Una cigüeña se alimenta en las instalaciones de GREFA en el prototipo de comedero diseñado para estas aves.

De todos es sabido que los vertederos de residuos sólidos urbanos son un lugar de alimentación de muchas especies silvestres y que como consecuencia de ello se ha creado una gran dependencia de la fauna que acude diariamente a comer a dichas instalaciones (cigüeñas, garcillas, gaviotas y milanos, entre otros). El cierre obligatorio de los vertederos por normativa comunitaria provocará un cambio sustancial en el hábito de muchas especies que incluso habían modificado su carácter migratorio (como es el caso de la cigüeña blanca) al disponer de manera regular y durante todo el año de un punto de alimentación.

La regulación de los vertederos en la Comunidad de Madrid se ha iniciado con el próximo sellado del vertedero de Alcalá de Henares, que en la actualidad ya funciona como Planta de Transferencia. En el Ayuntamiento de Alcalá de Henares nació la preocupación por evitar que ello tuviera un impacto inmediato sobre la población de cigüeña blanca tan ligada al patrimonio histórico y cultural de una ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad.

Desde la Mancomunidad del Este, entidad que gestiona el vertedero, se planteó la posibilidad de evitar que la ausencia de aportes alimenticios tuviera efectos a corto plazo y de manera drástica sobre las cigüeñas. Por ello contactó con GREFA, que desde hace muchos años tiene un acuerdo de colaboración con el Ayuntamiento de Alcalá de Henares para la conservación de la fauna silvestre del municipio. De este contacto inicial surgió un acuerdo para llevar a cabo un estudio que valorase la posibilidad de crear unos puntos de alimentación suplementaria selectivos para cigüeña blanca.

Grupo de cigüeñas apostadas en las proximidades del vertedero de Alcalá de Henares (Madrid).

Grupo de cigüeñas apostadas en las proximidades del vertedero de Alcalá de Henares (Madrid).

Grupo de cigüeñas apostadas en las proximidades del vertedero de Alcalá de Henares (Madrid).

Éxito en la primera fase

Pronto nos pusimos manos a la obra y diseñamos unos prototipos de comederos que probamos con las cigüeñas que viven en el recinto del centro de recuperación y hospital de fauna de GREFA, en Majadahonda (Madrid). Nuestra idea era comprobar que esta especie podía alimentarse pero al mismo tiempo se podía limitar el acceso a la comida de otras aves competidoras, como gaviotas o garcillas. Tras verificar que nuestro prototipo funcionaba, recientemente hemos trasladado el ensayo a la propia zona del vertedero de Alcalá, para comprobar si en su propio medio las cigüeñas se acostumbran a comer en estos comederos diseñados.

En el contexto del estudio encargado a GREFA, también se valorará el efecto que el cierre del vertedero tendrá en la productividad sobre los cerca de 120 nidos presentes en el casco urbano, se calculará la cantidad de aportes estacionales que habrá que realizar y se diseñará una metodología de seguimiento y otros aspectos que garanticen la pervivencia de la colonia alcalaína de cigüeña blanca

Fuente GREFA