Bosques: el pulmón del planeta necesita una restauración

El tema para el Día Internacional de los Bosques del 2021 es: “Restauración forestal: un camino a la recuperación y el bienestar”, pero también es una ocasión propicia para cuestionar las falsas soluciones a la protección de los bosques y las erróneas definiciones sobre el bosque.

El Día Internacional de los Bosques se celebra el 21 de marzo, cuyo principal objetivo es concientizar al hombre sobre la importancia de cuidar y preservar las áreas forestales.

También es una ocasión propicia para cuestionar las falsas soluciones a la protección de los bosques y las erróneas definiciones sobre el bosque.

Cabe mencionar que los bosques albergan más del 80% de las especies animales y vegetales y además permite una supervivencia estable de todas ellas.

Además, los bosques son esenciales para combatir el cambio climático, por lo que contribuyen significativamente para beneficio de las presentes y futuras generaciones.
 

Foto: Pixabay

Los bosques ejercen un papel fundamental en la erradicación de la pobreza y el logro de metas de desarrollo convenidos internacionalmente, incluidos los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Sin embargo, pese a los increíbles beneficios ecológicos, económicos y sociales que brindan los bosques, la deforestación continúa a un ritmo sin precedentes.

Cada año, se pierden 10 millones de hectáreas de bosques en todo el mundo; una extensión similar a Islandia. Además, la degradación de la tierra afecta a casi 2 000 millones de hectáreas; una superficie más extensa que América del Sur.

Foto: Pixabay

Restauración forestal: un camino a la recuperación y el bienestar

El tema para el Día Internacional de los Bosques del 2021 es: “Restauración forestal: un camino a la recuperación y el bienestar”.

La pérdida y la degradación de los bosques generan grandes cantidades de gases que provocan el calentamiento del clima. Por lo tanto, la restauración y la gestión sostenible de los bosques ayudan a afrontar esta doble crisis: del clima y de la biodiversidad.

Además, estas actividades generan bienes y servicios necesarios para el desarrollo sostenible. El Decenio de la ONU sobre la Restauración de los Ecosistemas (2021-2030) es un llamamiento global a la protección y recuperación de los bosques.

Por esto se busca dar fin a la degradación y restaurarlos para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), como señala el Objetivo número 15.

Objetivo 15: Vida de ecosistemas terrestres

La vida humana depende de la tierra tanto como del océano para su sustento y subsistencia. La flora provee el 80% de la alimentación humana y la agricultura representa un recurso económico y un medio de desarrollo importante. A su vez, los bosques cubren el 30% de la superficie terrestre, proveen hábitats cruciales a millones de especies y son fuente importante de aire limpio y agua. Además, son fundamentales para combatir el cambio climático.

Cada año se pierden 13 millones de hectáreas de bosques, mientras que la degradación persistente de las tierras secas ha llevado a la desertificación de 3.600 millones de hectáreas, afectando desproporcionadamente a las comunidades pobres.

Mientras que el 15% de la tierra está protegida, la biodiversidad todavía está en riesgo. Cerca de 7.000 especies de animales y plantas han sido objeto del comercio ilegal. El tráfico de vida silvestre no solo erosiona la biodiversidad, sino que crea inseguridad, alimenta el conflicto y alimenta la corrupción.

Se deben tomar medidas urgentes para reducir la pérdida de hábitats naturales y biodiversidad que forman parte de nuestro patrimonio común y apoyar la seguridad alimentaria y del agua a nivel mundial, la mitigación y adaptación al cambio climático, y la paz y la seguridad.

Vídeo oficial del Día Internacional de los Bosques

Críticas a las políticas sobre bosques

El Movimiento por los Bosques Tropicales afirma que el mecanismo REDD+ creado por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) ha fracasado en proteger los bosques y la biodiversidad.

Ello sucede por que no fue diseñado para proteger los bosques o reducir la deforestación, sino más bien para permitir que las empresas y los países industrializados continúen quemando combustibles fósiles.

Las compensaciones, el comercio del carbono y los pagos basados en resultados son promovidos por la ONU como política clave de conservación de bosques en 65 países pero se muestra ineficaz para detener la destrucción de bosques a gran escala llevada a cabo por las corporaciones.

El Movimiento por los Bosques Tropicales también cuestiona a la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) por insistir en definir un bosque como una superficie cubierta por árboles.

Esto significa que “el bosque de la cuenca del Congo, en África Central, por ejemplo, se considera tan bosque como una plantación de árboles de eucaliptus genéticamente modificados, rociada con agrotóxicos” (ver nota en WRM).

Para la FAO, la única diferencia es que a esta última se le llama “bosque plantado”, pero una crítica de fondo es que las plantaciones de monocultivos no son propiamente bosques. 

Las plantaciones industriales de árboles –observa el Movimiento por los Bosques Tropicales– “carecen de ciclos de vida interconectados y de diversidad estructural, que son necesarios para sustentar una diversidad de formas de vida”.

Las empresas de plantaciones suelen acaparar extensas áreas de bosque para simular que están preocupadas por la biodiversidad.

Sin embargo, al hacer ello, las comunidades son doblemente impactadas por que se les quitan tierras para establecer las plantaciones y luego cuando se les niega el acceso vital al bosque.

Foto: Pixabay

Dato:

En 2012, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 21 de marzo como Día Internacional de los Bosques, siendo 2013 el primer año en celebrarlo oficialmente.

Los organizadores oficiales son el Foro de las Naciones Unidas para los Bosques, en colaboración con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), así como la Asociación de Colaboración en materia de Bosques, entre otras entidades y agrupaciones.

Fuente SERVINDI